Facebook Twitter Google +1     Admin

EDITORIAL: El nuevo ciclo de los Derechos Humanos en Chile

EDITORIAL: El nuevo ciclo de los Derechos Humanos en Chile

 

Santiago, miércoles 12 de septiembre de 2018, por Luis Alberto Gallegos, Boletín GAL.- Primero, en este 11 de septiembre, queremos rendir nuestro sentido homenaje a todas las víctimas y a sus familiares que han sufrido torturas, muertes, desapariciones, exilios, exoneraciones y diversos vejámenes, de parte de la dictadura cívico militar y sus cómplices pasivos. Les expresamos nuestro Amor a todos los héroes y heroínas que entregaron sus Vidas en defensa de la Democracia, la Paz y el Bienestar de Chile. En especial, a uno de los padres de la Patria, Salvador Allende.

 

No aprenden

 

Diversas declaraciones que se han venido repitiendo y acumulando desde que Piñera sumió el gobierno, indican que la derecha, cómplice pasivo de la dictadura, no aprende de las lecciones de la historia. Salvo contadas excepciones, la tendencia fundamental es a sostener una plataforma del discurso y de las acciones en su formato autoritario, de odio y excluyente.

 

El discurso de Piñera para este 11 de septiembre es un botón de muestra de un relato que ha dado marcha atrás respecto a presentaciones anteriores sobre conceptos y posicionamientos políticos sobre la dictadura, siguiendo esta vez a pie juntillas los dictados y pautas de la derecha dura y retrógrada. Al parecer el autoritarismo está en el ADN de los partidos de derecha. No hay caso. Y no hay que confundirse ante las piruetas, metamorfosis y artificios políticos que a veces los ilumina, tal como sí ocurre con algunos representantes del centro que se ilusionan y fascinan.

 

Pero en donde se percibe con nítida claridad este empecinamiento en las formas autoritarias de gobernar, es en el manejo del sistema económico capitalista en su versión neoliberal, creada en dictadura. Desde la dictadura los gestores de este modelo han equiparado crecimiento del país, con aumento de sus propias ganancias.

 

En efecto, el Banco Central señala que el crecimiento en el segundo trimestre de este 2018 estuvo marcado por la Formación Bruta de Capital Fijo (inversión) que creció 7,1%, frente al 3,1% del primer trimestre del 2018; inversión expresada en maquinarias, equipos, vehículos de transporte, productos electrónicos, aparatos eléctricos y maquinaria para uso industrial. Es decir, en lo que se denomina Capital Constante. Esto se debe a que el afán de obtener elevadas ganancias obliga a los capitalistas a aumentar la productividad del trabajo introduciendo mejoras técnicas, nuevas máquinas e instalaciones. Ocasionando, que se eleve la Composición Técnica y Orgánica del Capital y, finalmente, provocando el Descenso de la Cuota General de Ganancia. (1)

 

Es bueno advertir que el crecimiento de la Composición Orgánica del Capital, en el régimen capitalista, conduce a un aumento del plustrabajo a costa de la reducción del trabajo necesario; conduce a un aumento de los conflictos y las huelgas, a una mayor intensidad del trabajo y al empeoramiento de la situación de los trabajadores. (2)

 

En otras palabras, “a medida que se acentúa el descenso relativo del Capital Variable (salarios) con respecto al Constante (maquinarias), hace que la Composición Orgánica del Capital en su conjunto sea cada vez más elevada, y la consecuencia directa de esto es que la Cuota de Plusvalía se exprese en una Cuota General de Ganancia decreciente”. (3)

 

Resultado: a pesar de haber aprobado ciencias económicas o ingeniería en grandes universidades del globo, los responsables del sistema neoliberal chileno, prosiguen en sus concepciones y gestiones empresariales fracasadas a largo plazo y estratégicas, que en nada incluyen el bienestar del país, de los trabajadores y de las comunidades. No aprenden de la ciencia y la praxis universal.

 

Se abre el abanico de los Derechos Humanos:

 

1. Derechos Humanos y la Verdad y Justicia

 

La derecha empresarial y política en Chile fue y es el artífice central de por qué la defensa de la Vida, la Justicia, la Verdad y los Derechos Humanos, se han constituido en el Sentido de Vida en estos 45 años de existencia republicana y de muchas generaciones futuras. Y por una simple razón: se convirtieron en los militares y civiles victimarios y verdugos de sus propios compatriotas cuando dieron el golpe militar y en los años subsiguientes. Por ello, una de las demandas pendientes y que nuestra gente no vacilará en defender y manifestarse de modo incansable, es la Verdad y la Justicia ante los crímenes de lesa humanidad perpetrados.

 

2. Derechos Humanos y Equidad

 

También, en aras a mantener sus ganancias con el neoliberalismo, no han vacilado en absoluto en atropellar e infringir diversos derechos humanos de los trabajadores y la ciudadanía. El reciente debate y aprobación de un escuálido salario mínimo de 8.000, es una mala señal. Además, no permitir tener negociación salarial hasta el 2020, es una afrenta a la dignidad de quienes producen la riqueza en este país y a su derecho de manifestarse por sus demandas. Además, es un contrasentido. Con salarios jibarizados, el mercado se contrae y se alimenta las crisis cíclicas del sistema. No obstante, con ley o sin ley, la inequidad abismal que existe en Chile, inducirá a nuevas insatisfacciones, reclamos y movilizaciones.  

 

3. Derechos Humanos y Medio Ambiente

 

Uno de los Derechos Humanos que le ha estallado en el rostro a Piñera, es el referido a las crisis socio ambientales generadas por el neoliberalismo en las “zonas de sacrificio” y que amenaza con colapsar determinados subsistemas de producción capitalista. Y estamos hablando de derechos inalienables establecidos en la Constitución (4): Se trata de la violación del Artículo 19 en su Inc. 8º, que dice: “El derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. Es deber del Estado velar para que este derecho no sea afectado y tutelar la preservación de la naturaleza”; y el Inc. 9º que señala “El derecho a la protección de la salud”. Pues bien, en los 116 conflictos socio ambientales informados por el Instituto Nacional de los Derechos Humanos (INDH) (5), todos estos derechos, incluidos los referidos a los impactos del cambio climático y a los riesgos ante los desastres climáticos, no se han respetado como corresponde por parte de la autoridad.

 

4. Derechos Humanos de los Migrantes

 

La Oficina de Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU (6) ha constatado que “resulta cada vez más evidente que la falta de un sistema de coordinación de la migración basado en los derechos humanos de ámbito mundial, regional y nacional está creando una crisis de derechos para los migrantes (…) Las vulneraciones de los derechos humanos de los migrantes, que abarcan la negación de acceso a derechos fundamentales, como el derecho a la educación y el derecho a la salud, suelen estar estrechamente vinculadas a leyes y prácticas discriminatorias y a actitudes muy arraigadas de prejuicio y xenofobia en su contra”.

 

En el caso de Chile, los inmigrantes organizados en el Movimiento Acción Migrante (MAM) (7), “la regularización administrativa migratoria, es una necesidad para Chile para disminuir cantidad importante de personas en situación de vulnerabilidad. Para personas migrantes es la oportunidad que buscan para vivir con derechos, con contratos, con cumplimiento del pago de imposiciones, pero más que todo es reconocer su dignidad (…) A la ausencia de una nueva ley migratoria (8) que favorezca la regularidad, y que el proyecto ingresado al congreso por este gobierno va en la misma línea, se suma que el decreto de la dictadura aún vigente genera irregularidad sin adaptarse a la realidad de hoy en el tema migratorio…”.

 

5. Derechos Humanos y Género

 

A Chile llegó la Revolución Feminista y transformó todo el escenario socio político y cultural. Las mujeres se manifestaron en múltiples y masivas movilizaciones en todo el país, logrando empoderarse y colocar en la agenda pública diversos temas referidos a la equidad de género en el trabajo, en lo salarial, en lo reproductivo, en lo sexual, en la violencia ejercida de varias formas contra ellas y en contribuir a romper el machismo patriarcal existente. Estos avances fueron productos de muchos años de lucha y, también, será muchos los años en adelante que se requerirá instalar estos logros en la cultura, la economía, la política, la normativa y la cotidianeidad doméstica y familiar.

 

La CEPAL (9) señala que las “mujeres demandan el derecho a ser agentes y beneficiarias del desarrollo, en vista de la intensificación de la desigualdad social y el impacto de la crisis, el costo social de las políticas de ajuste estructural y las limitaciones de las políticas sociales para compensar los efectos de los cambios económicos. También se exige el derecho a la participación social y política, en el marco de un desarrollo equitativo que otorgue poder de decisión a todas las personas. Asimismo, se reivindican los derechos reproductivos, entendidos como el derecho de la mujer a recibir atención adecuada durante el embarazo, el parto y el puerperio, a tener acceso a anticonceptivos debidamente controlados, a decidir cuándo desea tener hijos y cuántos hijos tener y, sobre todo, a ejercer control sobre su cuerpo”.

 

Resumen

 

En definitiva, estos grandes temas de los derechos humanos hoy en Chile –a los cuales podría sumarse muchos más-, son el mayor desafío que tienen los líderes que hoy y en el futuro tienen las decisiones políticas en sus manos desde el Estado y el Gobierno.

 

Pero, en particular, es la ciudadanía la que tome en sus manos este desafío y lo exprese en demandas, programas, movilizaciones, proyectos, propuestas y luchas desde los territorios locales, empresas, centros de estudio y “zonas de sacrificio”. Sin un papel relevante y destacado de las comunidades, la resolución justa de estos conflictos no será posible. Por una simple razón: los gobernantes no se caracterizan por su generosa bondad y compromiso con el país y su gente. No, a ellos les interesa y están obsesionados con las tasas de ganancia de sus empresas y las de su clase. Hoy, Chile está transitando a un nuevo ciclo de los derechos humanos y su plena conquista para nuestras comunidades. Asumamos el reto. En ello sí que se nos va la Vida. (FIN)

 

 

11/09/2018 17:08 Luis Gallegos Enlace permanente. sin tema

Comentarios » Ir a formulario



No hay comentarios

Añadir un comentario



No será mostrado.





Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris